Colonoscopia

Colonoscopia

Es un estudio endoscópico que permite al médico evaluar la totalidad de la mucosa o recubrimiento interno del colon (intestino grueso), mediante la introducción de un tubo delgado, flexible, que lleva una videocámara en su interior y nos permite grabar y ver imágenes en un monitor, durante el estudio el médico puede tomar fotos de las áreas mas importantes y grabar el estudio.

Así mismo es de vital importancia la posibilidad de realizar procedimientos curativos a través del colonoscopio como son la cauterización de lesiones sangrantes en el colon, la detección de divertículos, cáncer y la refección y extracción de pólipos.

Para realizar el estudio el paciente se prepara el intestino la tarde anterior al estudio ingiriendo un líquido laxante que va a limpiar en su totalidad el colon y permitirá la observación adecuada. El día del estudio acudirá en ayunas, se le coloca un suero para a través del mismo un médico anestesiólogo pasará sedantes de corta duración para que el paciente se encuentre dormido y no tenga ninguna molestia por la realización del estudio.

Al finalizar la colonoscopia el paciente queda en reposo por 15 a 30 minutos para eliminar el efecto del sedante y posteriormente sale por su propio pie y puede ingerir alimentos, es importante señalar que la realización del estudio no causará molestias posteriores al mismo, ya que no existe sensibilidad en el interior del colon.